Historia

Los inicios de Global Management Challenge se remontan a los años 70 con el desarrollo de la informática. En estos momentos los simuladores informáticos eran una novedad ya que los ordenadores existentes eran máquinas caras y pesadas. Este fue el escenario en el que Luis Alves Costa, un joven profesor de informática de gestión en ISCEF (actualmente "Instituto Superior de Economía y Gestao") entendió que podía hacer el aprendizaje de sus alumnos más atractivo incorporando un modelo informático que permitiera testear varias soluciones para una empresa, verificando después las consecuencias de sus decisiones.

El lanzamiento de la competición tiene lugar en Portugal el 18 de agosto de 1979, cuando varios equipos de trabajadores pertenecientes a la misma empresa compitieron entre si; su gran experiencia inicial fue el punto de partida para el posterior desarrollo de la competición internacional "mucho más que un juego, es un problema de supervivencia. Tal y como ocurre en la vida real en -Gestao 80- sobreviven los más capaces".

Años 1980 - 1989

En 1980 tiene lugar la primera edición de Global Management Challenge en Portugal, que enfrentó a 124 equipos.  Desde el principio, aparecen  importantes empresas vinculadas a la competición como la aerolínea TAP-Portugal, Kodak, Tetra Pak,  EDP o Philips. Varias de estas empresas continúan hoy en día participando con nosotros en diferentes países.

Ya en 1981 se adhiere Brasil a la competición y comienzan a celebrarse finales internacionales, hasta que en 1983 comienzan a competir nuevos países, siendo España uno de los primeros en unirse. Durante estos años se unirían otros países como Italia, Reino Unido, Australia, Suiza o Grecia. También se amplió la participación contando con equipos de profesionales, de estudiantes y una importante cantidad de equipos mixtos que combinaban el conocimiento teórico y práctico que favorecía a ambos colectivos.

 

 

Años 1990 - 1999

La competición se adapta al mercado único. A partir de 1990 los productos comenzaron a ser comercializados en 2 áreas: la CEE y un mercado de exportación, donde además se añade la posibilidad de negociar empréstitos a medio plazo, consiguiendo así beneficios financieros. Desde la visión de GMC adaptar la competición a la nueva realidad es un deber profesional. Pinto Balsemao subrayó la importancia del apoyo expreso a las comunidades europeas a través de dos miembros de la Comisión, felicitándoles por su iniciativa: “Los juegos de Gestión pueden no ser reales, pero un juego disputado en un plano europeo contribuye a realizar nuestros planes para la comunidad.”

En 1992 se renueva la imagen de la competición que pasa a llamarse Gestión Global. Durante esta década miembros de la familia española Martín Cabiedes consiguen 3 victorias en 5 finales internacionales.

Durante los últimos años de la década se producen importantes novedades a nivel de participación, entre las que destaca  la adhesión de China a la competición; a nivel de simulación, con la posibilidad de enviar las decisiones a través de internet en 1997; y a nivel de organización, con la primera final fuera de Portugal, celebrada en París en 1998.

 

Años 2000-2009

La década supone el boom internacional de la competición, pasando de una decena de países a más de 30 de los cinco continentes. En 2001 las empresas virtuales ya tenían la posibilidad de vender directamente al consumidor final a través de internet, demostrando una vez más la adaptación de la simulación al mercado.

En 2005 se lanza la marca internacional "Global Management Challenge" que unifica los nombres de todas las competiciones nacionales cómo "Euromanager" o "Gestao Global".

China domina la competición durante gran parte de la década, consiguiendo cinco victorias internacionales en 7 años.

 Años 2010 - actualidad

La simulación continúa creciendo, habiendo formado ya a más de 500.000 personas de todo el mundo. Varios países del este de Europa alcanzan altos niveles de gestión en finales internacionales de altísimo nivel competitivo, que lo demuestran en las sucesivas victorias de Eslovaquia, Rusia y Ucrania.

Se incluyen mejoras en la simulación como la preocupación por los impactos ambientales, la subcontratación de la producción, la formación de trabajadores, las nuevas posibilidades de financiación o mejoras en la calidad de los productos, todo ello manteniendo una simulación lo más sencilla posible.

 

 

 
Apoyos:                                                           
 
Patrocinios: